Agenda Local 21

La agenda 21 como concepto nace en la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, organizada por Naciones Unidas en Río de Janeiro (Brasil) el año 1992, conocida como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNCED) o “Cumbre de la Tierra”. Este encuentro fue el inicio varias gestiones y esfuerzos a nivel mundial, para construir un para el desarrollo del siglo 21 que fuera a nivel internacional.

La A21 está suscrita por más de 172 países miembros de Naciones Unidas, entre los que se encuentra Chile, quienes se comprometen a desarrollar políticas ambientales, económicas y sociales a nivel local en pos del desarrollo sustentable. A su vez, cada región y localidad construye “su Agenda Local 21”, que es un diálogo entre ciudadanos, empresas y organizaciones sociales, para generar y consensuar un “Programa Local Sustentable”, que instaura metas, compromisos e inversiones Multisectoriales.

Establece objetivos para enfrentar los aspectos sociales, culturales, económicos y ambientales del mundo del siglo 21, con un Plan de Acción Territorial promovido y desarrollado por autoridades locales en favor del desarrollo sustentable de una localidad. Es compromiso hacia la mejora de la calidad de vida de los habitantes de una comuna o municipio, y debe integrar la sustentabilidad medioambiental (sobrevivencia y respeto por el entorno), la social (necesidad de equidad o justicia social) y la económica (el equilibrio económico). En todo ello lo fundamental es: La participación ciudadana efectiva.

Temas de la Agenda 21

La Agenda 21 consta de 40 capítulos, los cuales están divididos en cuatro secciones temáticas:

  1. Preámbulo.

Sección I: Dimensiones Sociales y Económicas.

  1. Cooperación internacional para acelerar el desarrollo sostenible de los países en desarrollo y políticas internas conexas.
  2. Lucha contra la pobreza.
  3. Evolución de las modalidades de consumo.
  4. Dinámica demográfica y sostenibilidad.
  5. Protección y fomento de la salud humana.
  6. Fomento del desarrollo sostenible de los recursos humanos.
  7. La dimensión ambiental en la toma de decisiones.

Sección II: Conservación y Gestión de los Recursos.

  1. Protección de la atmósfera.
  2. Planificación y ordenación de los recursos de tierras.
  3. Lucha contra la deforestación.
  4. Lucha contra la desertificación y la sequía.
  5. Desarrollo sostenible de las zonas de montaña.
  6. Agricultura y desarrollo rural sostenibles.
  7. Conservación de la diversidad biológica.
  8. Gestión ecológicamente racional de la biotecnología.
  9. Protección de los océanos y de los mares de todo tipo.
  10. Los recursos de agua dulce.
  11. Productos químicos tóxicos.
  12. Desechos peligrosos.
  13. Desechos sólidos.
  14. Desechos radioactivos.

Sección III: Fortalecimiento del papel de los Grupos Sociales.

  1. Preámbulo.
  2. Mujer y desarrollo sostenible.
  3. La infancia y la juventud en el desarrollo sostenible.
  4. Poblaciones indígenas y sus comunidades.
  5. Organizaciones No Gubernamentales.
  6. Autoridades locales y Agenda 21.
  7. Los trabajadores y sus sindicatos.
  8. Comercio e industria.
  9. Comunidad científica y tecnológica.
  10. Agricultores.

Sección IV: Medios para la Puesta en Práctica.

  1. Recursos y Mecanismos de Financiamiento.
  2. Transferencia de Tecnología.
  3. Ciencia para el desarrollo sostenible.
  4. Educación, la capacitación y la toma de conciencia.
  5. Mecanismos nacionales y cooperación internacional.
  6. Arreglos institucionales internacionales.
  7. Instrumentos y mecanismos jurídicos internacionales.
  8. Información para la adopción de decisiones.

 

Proceso Metodológico para la Construcción de las Agendas 21 Local

La A21 es un proceso continuo, que comprende distintas etapas en su aplicación: partiendo por la etapa de “apresto y focalización”, donde se prepara a los distintos actores locales (en especial a los equipos municipales) para sumir este desafío. Algo distintivo, es que considera un seguimiento permanente, que permite ir evaluando y actualizando los Planes de Acción construidos de manera participativa.

Agenda Local 21 en Chile

Nuestro desafío como país es alcanzar un desarrollo equitativo en todas sus regiones, que permita resolver adecuadamente las tensiones y conflictos entre los factores económicos, culturales, sociales y ambientales. La meta es intentar ofrecer igualdad de oportunidades a todos sus habitantes, para que puedan desenvolverse en ámbitos propios o en los cuales tengan talentos y capacidades naturales, para no tener que emigrar de su localidad a algún centro político-administrativo (provinciales o regionales) o incluso a Santiago.

EL trabajo de la Agenda Local 21 en Chile se basa en la metodología que proporciona la experiencia adaptada a nuestra realidad. Uno de sus procesos es la denominada “integración regional”, para que las comunidades locales puedan desarrollarse en un marco adecuado, es decir:

  • Con políticas públicas abiertas a la participación social,
  • Con economías que generen empleo, que permitan el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, y que establezcan las bases para alcanzar la sustentabilidad ecosistémica en el mediano y largo plazo.
  • Con sistemas de inclusión sociopolítica capaces de dar espacio a la diversidad ciudadana, y con una institucionalidad pública moderna.

Chile firmó el documento de Agenda 21 en 1992 y mediante el Decreto Nº 90 del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, con fecha 24 de octubre de 1998, se crea el Consejo Nacional de Desarrollo Sustentable en Chile (CNDS), uno de los objetivos presentes en la Agenda 21. Este Consejo es un órgano asesor del Presidente de la República para los procesos de toma de decisión en materias de desarrollo sustentable y de implementación de la Agenda 21 en el país. El CNDS chileno debe velar por el cumplimiento de los acuerdos adoptados en 1992, interactuando con el resto de los estados miembros, los cuales deben informarse recíprocamente de su situación respecto a este acuerdo.

 

Limitantes y espacios que se abren para la construcción de AL21 en Chile.

La experiencia internacional nos advierte que iniciativas como la nuestra deben desarrollarse sobre la base de:

  • una lógica de programas integrados,
  • con variedad de canales institucionales e
  • instrumentos coordinados para cada territorio (desarrollo regional y local).

El empleo de este enfoque ha demostrado producir un significativo impulso hacia el desarrollo de sistemas locales de producción y protección de los ecosistemas, orientado a generar algo más que la simple agrupación de empresas y fomentando el “trabajo en redes” (networking) para así construir entre los actores económicos y sociales la capacidad de:

  • relacionarse;
  • crear y/o promover nuevos proyectos o empresas,
  • ampliar los horizontes de la producción, innovación y generación de iniciativas ciudadanas y ambientales con identidad regional.

Desarrollo Sustentable consiste en la mejora de la calidad de vida y del bienestar de la sociedad…

  • dentro de los límites de la capacidad de los ecosistemas naturales y sociales,
  • manteniendo el patrimonio natural y su diversidad biológica,
  • preservando el capital social y su diversidad cultural en beneficio de las generaciones presentes y futuras.
Volver arriba