Ecopsicología

Estamos frente a la emergencia de un nuevo paradigma cultural, que demanda nuevas formas de educación, organización y entendimiento de las relaciones entre los seres humanos y la naturaleza.

Los antiguos y fragmentados sistemas disciplinarios no fueron capaces de integrar al ser humano con su entorno, la crisis social y ambiental que vivimos en la actualidad nos sitúa frente a la necesidad imperiosa de desarrollar la inteligencia colectiva y la creatividad necesaria para hacernos cargo aquí y ahora de co-crear nuevos sistemas de vida personal y productiva, que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida en el presente y proyectar el buen vivir de las futuras generaciones.

Reconocemos en las propuestas de la Ecopsicología y la teoría de los sistemas vivos la invitación a entender al ser humano desde diferentes campos de observación/transformación, que corresponden a las dimensiones cognitivas, biológicas, subjetivas, emocionales, culturales, ecológicas y espirituales, que se encuentran presentes en toda experiencia humana.

Los seres humanos al igual que el mundo natural seguimos patrones perceptivos, de pensamiento, emocionales, de comportamiento, de respuestas sociales y patrones de relación con el mundo natural. Desde la Ecopsicología nos basamos en los patrones de expresión del mundo natural y biológico para el diseño de patrones psicológicos, individuales y colectivos, para el establecimiento de procesos y estructuras que regulen nuestra vida social y nuestra relación con la naturaleza y el universo.

La Ecopsicología es un nuevo enfoque de la psicología que estudia la relación entre las ciencias de la Ecología y la Psicología. Es un campo interdisciplinario de investigación para la promoción del bienestar de los seres humanos considerando la salud y la sostenibilidad.

La Ecopsicología reconoce la conexión íntima que existe entre nuestro bienestar psicológico y la calidad de las relaciones que cultivamos con nuestro entorno social y ambiental. Explora los orígenes psicológicos de los asuntos medioambientales y las formas en las cuales la ecología y la psicología interactúan en el ámbito individual, social y global.

La Ecopsicología diseña modelos para hacer frente a los aspectos espirituales y

psicológicos de la transición hacia una vida sostenible. Es una mirada de la salud mental desde el pensamiento sistémico y el valor de la vida, un enfoque comprometido con las futuras generaciones y respetuoso de la sabiduría de la

naturaleza, a la que se accede por observación directa y rescatando los saberes ancestrales de los pueblos originarios que durante miles de años vivieron en un estado de equilibrio y armonía con los ciclos naturales.

A través del trabajo y conexión con el Inconsciente Ecológico se busca recuperar el

estado de bienestar e integración del ser humano con el mundo natural. Una de las causas de la crisis de sentido y los estados de enfermedad abundantes en nuestra sociedad contemporánea, se debe a un deterioro de la naturaleza. Es por esto y con este contexto que la Ecopsicología emerge como una alternativa a la comprensión de la psicología humana, que busca reflejar un cambio paradigmático hacia un ser humano sintiéndose naturaleza y parte de ella.

Para poder lograr establecer esta reinserción del hombre en su propio hábitat, se trabaja con el ser humano contemporáneo y las herramientas que ha desarrollado, rescatando las raíces profundas de la sabiduría ancestral e integrándola con los hallazgos actuales y el desarrollo progresivo de la ciencia psicológica.

La Ecopsicología hace una inmersión en el Inconsciente Ecológico, la visión del ser humano que se crea por sus relaciones con toda la red de la vida y el potencial que tienen los arquetipos para trabajar con el poder de los símbolos y los sueños como constructores de realidades y que movilizan los procesos de transformación.

Se valora el trabajo con los rituales, arquetipos, símbolos y metáforas, que expresados en las narrativas del facilitador, se transforman en verdaderos portales de activación, generadores de cambios, de experiencias de exploración y contacto con la sabiduría natural con la cual podemos conectar para diseñar y transformar la realidad en la cual queremos vivir hacia mayor bienestar, felicidad y realización.

Para la Ecopsicología el núcleo de la mente es el inconsciente ecológico. Como plantea Rossak. “La represión del inconsciente ecológico es la raíz más profunda de la locura de la sociedad industrial; el acceso al inconsciente ecológico es el camino a la salud” (Rossak, 2002).

Los contenidos del inconsciente ecológico representan un registro viviente de la evolución cósmica y su objetivo es el despertar esa reciprocidad ambiental que allí vive.

La naturaleza nos ofrece un camino de belleza en sus múltiples y variados ejemplos y manifestaciones, para que los seres humanos podamos recrear una vida llena de experiencias de transformación para el cuerpo, la mente, el alma y el espíritu.

“La Ecopsicología es la búsqueda del lenguaje que describe la relación entre el ser humano y la naturaleza. Es una herramienta para entender mejor esa relación, para diagnosticar lo que no está bien en esa relación y para sugerir el camino para sanar” (Greenway, 1995).

 

Volver arriba